Rostros camagüeyanos de la Serie Sub-23

Por Amaury Miguel Valdivia Fernández  (Adelante.cu)

La nómina que representará a Camagüey en la Cuarta Serie Nacional de Béisbol para menores de 23 años fue anunciada este martes en la capital provincial. Su primer compromiso tendrá lugar el domingo de 2 abril, nuevamente bajo la dirección del internacional Luis Ulacia y enfrentando como local a Ciego de Ávila.

Son en total 27 jugadores, que tienen en Leonel Segura, Danny Luaces, Yariel Rodríguez y Yosimar Cousin algunos de sus principales caballos de batalla. La mayoría cuenta con experiencia en anteriores ediciones de la lid y algunos asumen la función de regulares en los Toros de la Serie Nacional de primera categoría. Entre estos últimos sobresale el lanzador zurdo Dariel Góngora, quien vestirá la camiseta al amparo de una regla que autoriza la presencia de dos atletas con 24 años años de edad en cada una de las selecciones.

De acuerdo con lo anunciado, el Nacional Sub-23 transcurrirá bajo su tradicional organización de cuatro grupos. Sin embargo, esta vez los boletos a la postemporada serán repartidos a razón de dos por cada llave regional. Así, los agramontinos se medirán en dos subseries a sus vecinos del centroriente (llave C) de la Isla y en una a los del Oriente (apartado D). El número de juegos por selección aumentará de 36 a 40. En definitiva, el par de semifinalistas enfrentará a los ascendidos occidentales en duelos que pondrán nombre a los encargados de protagonizar la batalla por el título.

EL EQUIPO, POSICIÓN A POSICIÓN:

Receptores: Luis Gómez, Jorge Álvarez y Osvaldo Duanes

Jugadores de cuadro: Leonel Segura, Eglis Eugellés, Yaser Quesada, Jorge López, Pavel Luis, Ronny Pérez y Álvaro Álvarez.

Jardineros: Dariel Avilés, Leonel Moa, Danny Luaces, Orlandy González y Asniel Castro.

Lanzadores: Yariel Rodríguez, Arbelio Quiroz, Dariel Góngora, Yosimar Cousin, Ariel del Risco, Lisander Hernández, Ángel Ramírez, Rolando Torres, Erisleri Basulto, Julio César Martínez, Yosami Rojas, y Yubeini Bayestero.

Cuerpo de dirección: Luis Ulacia (mánager), Jorge Oliva y Sergio Quesada (auxiliares), y Alexander Infante y Luis Campillo (entrenadores de pitcheo).

Para “los Toros” de Camagüey acabó la Serie, miremos la próxima

beisbol-web

Por Félix Anazco Ramos

Para los de aquí se acabó la 56 Serie Nacional de Béisbol. Pero no es del todo una mala noticia: Los Toros de la Llanura se incluyeron entre los seis mejores de Cuba, resultado que no tenían desde el año 2007, bajo la dirección de Luis Borroto.

Muchos comentan que la clasificación de este año se debe a que Industriales y Pinar del Río comenzaron mal y no lograron recuperarse en la primera ronda de 45 juegos. Sin embargo, este redactor considera que los agramontinos hicieron el grado porque pusieron empeño y disciplina, cambiaron la mentalidad y explotaron el talento de sus jóvenes figuras.

Si mantienen el trabajo para la próxima campaña podrán igualar o mejorar el resultado. En mi opinión, estas son algunas claves de éxito para 2017:

  1. Si no emigran sus mejores peloteros podrán continuar consolidándose como equipo. (El éxodo no es solo internacional, recuerden que ya perdimos a William Luis Campillo, hoy con los cocodrilos de Matanzas)
  2.  Continuar trabajando en la evolución del joven staff de lanzadores. No se puede permitir que los talentosos Yariel Rodríguez, José Ramón Rodríguez, Carlos Pérez, Dariel Góngora, Yosimar Cousín, Arbelio Quiroz y Frank Madam pierdan tiempo fuera de los diamantes o del campo de entrenamiento. La depuración del control y la incorporación de lanzamientos deben ser las premisas en el “tiempo muerto”. De la consolidación de estos 7 brazos depende el futuro del bullpen camagüeyano.
  3. Trabajar en la defensa. La inexperiencia de algunos y la falta de concentración de otros hicieron de la nuestra, una defensiva incierta. En el cuadro manda Alexander Ayala, pero el resto deja mucho que desear, incluso Rafael Lastre, supuesto utility defensivo. En los jardines se ha ganado en cobertura, pues casi todos poseen buen brazo y factor de rango, sin embrago, deben trabajar en la precisión de los disparos y la sensatez táctica.
  4. Fortalecer la ofensiva de 6 figuras. Si bien Humberto Bravo y Leonel Segura han mostrado soltura a este nivel, podrían trabajar en el tacto y el robo de bases para lograr mayor integralidad. Leonel Moas Jr. y Yendry Téllez aún no han mostrado su verdadero potencial ofensivo; el primero puede convertirse en el bateador de fuerza que necesita la novena, sin descuidar el tacto, principal enemigo de su ilustre apellido; El receptor ya se gana halagos en el cajón de bateo pero debe perfeccionar el swing para lanzamientos de rompimiento y trabajar con las pesas. El tercer puesto de la alineación le causó problemas a Héctor Hernández quién hizo transformaciones innecesarias en su swing para buscar fuerza, si ajusta su postura en el home play volverá a producir con mayor efectividad. Yosbel Pérez tiene una deuda consigo. Es una amenaza en nuestros campeonatos provinciales pero por problemas de indisciplina aún no triunfa al primer nivel. Si logra enfocarse en su carrera podría adueñarse del tercer o quinto turno en la alineación.
  5. El cuerpo de dirección debe continuar su superación. Si bien tienen el mérito lograr buena química dentro del conjunto, poseen lagunas en el manejo del bullpen, el corrido de las bases y la realización de algunas tácticas ofensivas. Los coach deben conocer mejor a sus corredores y mantener las concentración en dependencia del marcador. A la ofensiva no mostraron muchas herramientas en momentos claves. En el manejo del área de pitcheo, no definieron roles, y en ocasiones sobreutilizaron a sus serpentineros. La selección de los refuerzos pudo ser mejor.
  6. Si Alexander Ayala mantiene el interés para liderar a este grupo de jóvenes, Jorge Cardosa continúa al tope de sus posibilidades ofensivas y los veteranos Yormani Socarrás, Alexis Mulató y Rodolfo Sorís aportan algo de tranquilidad en los relevos, los Toros podrían mantenerse entre los mejores elencos del país. El apoyo de las entidades deportivas y políticas y principalmente de los fanáticos que llenan el Cándido González, será vital para mantener la motivación del colectivo.

Esas son mis claves. Quizás no sean las únicas para continuar por la senda victoriosa, desconocida para la mayoría de los jugadores. Pero lo cierto es que ellos devolvieron la felicidad al coloso de la Avenida 26 de Julio y por eso merecen una Serie superior. Ya lo demostraron, bien pueden hacer historia en los próximos años.

Este es solo el comienzo

Etiquetas

, , ,

7_jorgito-beisbolPor Jorge Enrique Jerez Belisario

No está en el ánimo de este comentario justificar lo sucedido en las primeras presentaciones de Camagüey durante esta fase de la 56ª Serie Nacional de Béisbol. Pero para hacer cualquier análisis se debe tener en cuenta, ante todo, que Matanzas –o como muchos ya lo llaman por ahí, el “MatanCuba” de Víctor Mesa– es muy superior a cualquier equipo de los seis clasificados a la súper ronda. No por gusto, de entre las selecciones que sigue en contienda, solo Ciego de Ávila consiguió propinarles una derrota. 

Sin embargo, nadie pensó ver a un equipo –como el nuestro– tan por debajo de sus potencialidades. Mucho menos después de haber jugado su play off de comodines con una calidad que si bien no fue excelente, sí pudo considerarse buena. Sigue leyendo

Abrirá hoy Erlis Casanova por los Toros

Según envió en un SMS el mentor Orlando González desde la ciudad de los puentes, abrirá hoy por Camagüey el refuerzo pinareño Erlis Casanova. Para enfrentar a los cocodrilos de Víctor Mesa la alineación será la siguiente:

  1. Humberto Bravo 2B7_refuerzos
  2. Leonel Segura 1B
  3. Héctor Hernández BD
  4. Alexander Ayala SS
  5. Rafael Viñales LF
  6. Yordanis Alarcón 3B
  7. Jorge Cardosa RF
  8. Yendri Tellez C
  9. Leonel Moas CF

 

Recordemos que el tercer refuerzo camagüeyano Julio Pablo Martínez se lesionó durante el Juego de las Estrellas y estará de baja hasta el sábado.

Cuarto bate…se alquila

Por: Oreidis Pimentel Pérez
Fotos: Colección personal y Raúl del Pino

cuevasCuevas es en mi opinión el mejor cuarto bate de la pelota revolucionaria en Camagüey. Llegó tarde a las series nacionales, luego de su paso por las ligas de Pedro Betancourt y la Popular de Oriente antes de 1959, e incluso debutó por Oriente y no por Granjeros.

Sus 83 jonrones fueron una leyenda; hoy día parecen nada contra los más de 200 de Moa, aunque este gozó del bate de aluminio y de torneos más largos.

A favor de Don Miguel esta su precisión quirúrgica a la hora de fletar carreras. Por más que pasen los años su frecuencia de empujadas es insuperable y si de sabermetría se trata hay estadísticas no contables, como su clunch u oportunidad, porque era un scout de cada pitcher que enfrentaba. Sigue leyendo

Buena o mala pesca… solo el tiempo lo dirá

Etiquetas

,

Por Amaury M. Valdivia Fernández

7_refuerzosComo habían anticipado, durante su primera participación en una selección de refuerzos los altos mandos del béisbol en Camagüey salieron a buscar lanzadores y poder ofensivo, de preferencia con capacidad para fortalecer la antesala y los jardines. Ese era el objetivo en el que Orlando González había perseverado incluso desde antes de haber tenido seguro el boleto a la ronda de seis.

Sus decisiones estaban en sintonía con las principales carencias del equipo a lo largo del calendario regular, signado por la inestabilidad en el pitcheo, los problemas mostrados por la mayoría de los hombres de los jardines y la –al parecer inevitable– disyuntiva de poder aspirar solo a defensa u ofensiva por cuenta del hombre de la tercera almohadilla. Sigue leyendo

Béisbol: siempre se puede

Por Orlando Seguí Aguilar  /  Fotos: Orlando Seguí Aguilar.

dsc_0296Muchos esfuerzos traducidos en resultados concretos. En esta campaña cosecha tres jonrones, cuatro triples y once dobles, números que aunque no sean de otra galaxia, sí reflejan el esfuerzo del jardinero Héctor Hernández quien además cosecha 16 bases robadas y 31 bases por bolas recibidas (el mayor del equipo) al igual que carreras anotadas, mientras que en la defensa no comete errores en sus lances. Sigue leyendo